lunes, 4 de febrero de 2013

Macarons de frambuesa y chocolate negro.

Macarons de frambuesa y chocolate negro.






Quién no adora estos deliciosos pastelitos :) Según cuentan, estos deliciosos pastelitos crujientes por fuera y blandidos por dentro, preparados a base de almendra y azúcar,  son originarios de los  monasterio veneciano en el siglo VIII,  y llegaron a Francia gracias a Catalina de Médici, donde rápidamente se convirtieron en especialidad de la región de Nancy. 


 Esta es la receta más sencilla de hacer macarons. :)


Ingredientes (para 35 conchas de frambuesa)

65 gr. de almendra molida
113 gr. de azúcar glas
60 gr. de claras de huevo pasteurizas (2 claras de huevo)
25 gr. de azúcar 
colorante rojo.
Manga pastelera 
Boquilla redonda nº 12


Preparación

Preparamos la manga pastelera, ponemos la boquilla en la manga e introducimos hasta el fondo, cortamos la punta de la manga con una tijeras o cuchillo. Empujamos la boquilla hasta el final de la manga, con el dedo empujamos un poco  de manga dentro de la boquilla para que no se salga el contenido una vez llena, da la vuelta a la parte superior manga (como si fuera un calcetín), y ponerla  dentro de un vaso, de esta forma resulta mas fácil llenarla. Ya esta preparada!

Pasamos a la receta. Pesamos el azúcar y la almendra molida y las mezclamos. Pasamos por la trituradora la mezcla de azúcar y almendra durante unos 2 ó 3 minutos, para que quede lo mas fino posible. Tamizamos 2 ó 3 veces (yo he llegado a tamizarlo hasta 4  y 5 veces). 





 Ponemos los claras de huevo en un bol, añadir una pizca de sal, empezamos a batir primero despacio aumentando la velocidad progresivamente. Añadiendo a cucharaditas el azúcar sin dejar de batir hasta incorporarlo totalmente. Seguir batiendo las claras unos 2 minutos mas hasta montarlas a punto de nieve .





Añadimos 1/3 parte de las claras a la mezcla anterior , con la espátula  se va incorporando con delicados movimientos envolventes de arriba a bajo hasta que este incorporada las clarar. A de quedar una masa sin grumos, a de quedar una masa fina (como la papilla de un bebe). 

Separamos un par de cucharadas soperas de masa y mezclamos el colorante, (contra mas colorante añadáis mas subido será el color), hasta que esté perfectamente diluido. Añadimos esta mezcla a la masa de los macarons,  mezclar un poco mas enérgicamente. Ya esta lista para ponerla en la manga pastelera.

Con una cuchara o la espátula llenamos la manga, enrollar la parte superior, sujetarla con la boquilla hacia arriba. Empujar un poquito hasta que la mezcla parezca que va ha salir. 

Ponemos la manga en posición vertical a 1 o 2 centímetros de la placa de silicona, he ir rellenando los círculos  de la placa. Como quedara  burbujas de aire en los macarons golpearemos la placa contra la encimera algunas veces.  

Dejamos que se sequen hasta que se forme una costra en la superficie de las conchas y no se pegue a los dedos, como mínimo 1 hora.

Preparamos el horno a 150º  (con ventilador). Horneamos 12 minutos, girándola a media cocción. 

Sacamos del horno, dejamos enfriar y rellenamos con el sabor que mas nos apetezca, crema de mantequilla, mermelada o chocolate. Me apasiona el chocolate. Mummmm!!!